Krav Maga España - Sistema de combate y defensa personal israeli

Historia


El creador del Krav Maga.

Nacido en 1910, Imi Lichtenfeld fue criado y educado en Bratislava, en la antigua Checoslovaquia. Era un chico de naturaleza atlética, y practicó durante su juventud gimnasia, boxeo y lucha, deportes en los cuales resultó vencedor en algunos campeonatos tanto a nivel nacional como internacional.

Pero fue de su padre, Samuel, un oficial de policía instructor de defensa personal, de quien Imi aprendió gran parte de las técnicas y tácticas para la lucha callejera que serían más tarde incorporadas al sistema del Krav Maga.

Samuel comenzó su carrera como un acróbata de circo y un luchador, pero más tarde ingresó en el Departamento de Policía, donde sirvió durante tres décadas como Jefe de Inspectores.

Adquirió gran fama por el gran número de arrestos que figuraban en su currículo, particularmente de criminales peligrosos.

Además de prestar sus servicios como Inspector de policía, Samuel enseñaba técnicas de defensa a los policías locales, enfatizando constantemente la importancia de la moral en la conducta con las personas, tanto si se trata con criminales, como si son ciudadanos buenos cumplidores de la ley.

Además el padre de Imi enseñaba defensa personal en el gimnasio que él abrió, y que fue el primero en la ciudad de Bratislava, con el nombre de “Hercules”.

Inspirado e influido por su padre, Imi aprendió del mismo numerosas técnicas de defensa personal. Durante los años 30, tuvo que emplear sus conocimientos de lucha en las calles de Bratislava, para protegerse a sí mismo y a sus vecinos judíos de las pandillas de jóvenes fascistas del lugar.

Tomó partido en numerosas peleas callejeras, lo que le sirvió para apreciar las diferencias que existen entre la lucha en la calle y los combates deportivos, los cuales eran muy familiares para él.

En estos momentos fueron germinando muchos de los principios de lo que posteriormente paso a constituir el Krav Maga.

Las peleas de Imi para proteger a su familia y vecinos le hicieron rápidamente impopular con las autoridades locales, por lo que en 1940 tuvo que dejar su hogar, su familia y numerosos amigos.

Después de varios años viajando, Imi llegó a Israel, entonces llamada Palestina. Entró a formar parte de “Haganah”, una organización paramilitar de la comunidad judía, dentro de la cual luchó por la independencia de Israel.

Durante su servicio en Haganah, dando muestras de su vocación de enseñanza, Imi aprovechó para enseñar a los soldados técnicas básicas de defensa personal.

Tras la formación del Estado de Israel, el gobierno israelí le encargó a Imi que desarrollase un sistema efectivo de defensa personal y combate, lo que posteriormente pasó a ser el Krav Maga.

Los miembros del Haganah se incorporaron al ejército de Israel, e Imi pasó a ser el Instructor Jefe de la escuela militar en educación física y Krav Maga.

En los veinte años en que sirvió en el ejército, Imi desarrolló y perfeccionó su especial sistema de defensa personal y combate cuerpo a cuerpo, y tras su retirada del servicio, dedicó su tiempo y energía a adaptar el Krav Maga a la vida de cada día, para poder dar respuestas a las necesidades de los hombres normales, mujeres, y niños que se pudiesen ver envueltos en un encuentro agresivo.

Desde 1964, en que el Krav Maga se abrió a los civiles, sus técnicas se han extendido rápidamente entre la población israelí, gracias al equipo de los graduados altamente cualificados formados directamente por Imi, quienes están acreditados por el Ministerio de Educación de Israel como profesores de Krav Maga para difundir sus enseñanzas.

En 1978, Imi y varios de sus estudiantes fundaron la Asociación de Krav Maga, una organización sin ánimo de lucro, creada para promocionar la enseñanza del Krav Maga en Israel y por todo el mundo.

El sistema de Krav Maga de Imi está basado en valores morales y humanos, enfatizando la integridad personal, la no-violencia, y la conducta humilde. Estos principios han sido y continúan siendo la guía de los estudiantes de Krav Maga. Imi murió en 1998, pero su legado continúa.

En los años recientes, esta nueva disciplina se ha extendido más allá de las fronteras de Israel. Actualmente hay clubes activos de Krav Maga en los Estados Unidos, en varios países europeos, en Brasil y en otras partes del mundo.

En alguno de estos países, el Krav Maga fue adoptado formalmente por organismos gubernamentales y agencias encargadas de hacer cumplir la ley, quedando incorporado dentro de su programa de entrenamiento.

Con su esfuerzo Imi ha salvado numerosas vidas y ha ayudado a que la gente pueda caminar en paz.